fbpx
EL PROCESO DE LA CONTRATACION Y FASES DE CREACION DE UNA WEB
25 junio, 2012
El 61% de los hogares, conectados a Internet
18 julio, 2012

Estadisticas Web (google analytics)

DIFERENCIAS ENTRE ESTADISTICAS DE GOOGLE Y TU SERVIDOR
¿Por qué hay tanta diferencia entre las estadísticas de mi servidor web y las que me da Google Analytics?
Normalmente, el servidor web registra un número mucho mayor de usuarios, visitas, páginas vistas, hits, etc. En realidad, la cosa es sencilla de explicar: las estadísticas que se generan “dentro” de tu servidor web miden un conjunto de acciones mucho mayor que las que registra Google Analytics. Veamos el porqué.
Al decir las estadísticas del servidor, me refiero a esos programas que suelen instalarse en los servidores web para interpretar los logs (en castellano, los registros) que el servidor genera para registrar toda su actividad. Aunque el nivel de detalle de ese log es configurable, lo habitual es que queden registradas todas y cada una de las solicitudes recibidas por el servidor y la acción (respuesta) que el servidor ha llevado a cabo para esa solicitud. La herramienta de estadísticas lee los registros, los interpreta y guarda la información que necesita para presentarte los informes.
Por su parte, Google Analytics es un servicio externo, que no se aloja en tu servidor web, sino que tú configuras para que registre la actividad de tu web. Habitualmente, esto consiste en introducir un pequeño trozo de código Javascript en la plantilla de tu web o blog, para que se inserte automáticamente en todas las páginas. Cada vez que un usuario llega a tu web y ve una página en la que está incluido el Javascript de Google Analytics, esa pequeña pieza de código se ejecuta, recopila información (como el tipo de navegador del usuario, cómo llegó a esa página, etc.) y la envía a los servidores de Google, donde es procesada y almacenada para presentarte informes.
¿De dónde vienen, por tanto, las diferencias?
Sencillo. Para que Google Analytics pueda registrar una visita, ésta ha de cumplir una serie de condiciones: hay que visitar una página con un navegador que ejecute Javascript y admita cookies. Esa frase es importante y debe analizarse en dos partes:
Puesto que el código de seguimiento es Javascript y está incluido en tus páginas HTML, Google no registrará las peticiones que puedan hacerse de forma directa de elementos que no incluyan ese código, como imágenes o documentos PDF, lo que puede ocurrir si alguien, desde otra web, enlaza a tus contenidos de forma directa, sin pasar por las páginas desde las que tú haces referencia a ellos. Sin embargo, el servidor web sí registrará esas peticiones, por lo que el número de visitas o usuarios sí se incrementará en el lado del servidor pero no en el de Google Analytics, que no se ha enterado de nada.

Pero, además, no todas las visitas a páginas HTML llegarán a Google Analytics: es necesario que el navegador con el que se realiza la visita ejecute Javascript y admita cookies de terceros. Sin embargo, en tu servidor web sí quedarán registradas esas visitas y por eso sus cifras serán mayores. Aunque lo habitual es que los navegadores acepten esos elementos, hay varios casos en los que eso no ocurre:
– En navegadores antiquísimos o de uso muy específico, pero su número no es significativo y no debe preocuparnos.
– Usuarios que optan a propósito por deshabilitar el Javascript (o las cookies) o sólo el que se usa para seguimiento, por motivos de seguridad y/o privacidad. Pocos en términos proporcionales.
– Los navegadores de muchos teléfonos móviles, PDAs y smartphones que no sean recientes. En función de qué tipo de web tengas, podrían ser un grupo significativo.
Pero, sobre todo, la inmensa mayoría de los navegadores que van a pedir páginas en tu web sin ejecutar Javascript y/o admitir las cookies de Google Analytics son los programas usados por los buscadores, empezando por el propio Google, para indexar el contenido de tu web. Probablemente, tu web reciba a diario la visita de alguno de estos spiders o crawlers que puede llegar a indexar el contenido completo de tu web o blog en unas pocas horas, produciendo una barbaridad de páginas vistas en los registros de tu servidor web pero absolutamente ninguna en Google Analytics.

Además, me atrevería a decir que Google Analytics también “depura” los datos que recibe y elimina la actividad que, aunque cumple formalmente con todos estos requisitos, está identificado (por Google) como no proveniente de “usuarios humanos normales”, por decirlo de alguna forma, como crawlers que sí ejecuten Javascript y cosas así.
Así que ahí está la causa por la que las estadísticas que proporciona tu servidor web son siempre mayores (incluso MUCHO mayores) que las que te da Google Analytics. Si lo que quieres es evaluar la acogida que está teniendo tu web o blog, ver qué páginas o artículos tienen mejor aceptación, etc., deberías quedarte con la información que te da Google Analytics. Lo que te proporciona el motor de estadísticas de tu servidor tiene otros usos, quizá más avanzados, que puedes ir aprendiendo con el tiempo como, por ejemplo, ayudarte a identificar vulnerabilidades, ataques y otros problemas de seguridad.
SIN EMBARGO, esas cuestiones de carácter netamente técnico no son las únicas que pueden afectar a los resultados de Google Analytics. En ocasiones, somos los propietarios de webs o blogs los que cometemos errores. El más habitual es no haber incluido el código de seguimiento de Google Analytics en todas las páginas: añades el código a tu plantilla principal y te quedas tan contento, olvidando otras plantillas de uso específico como las de secciones con un diseño diferente o las que están pensadas para usos concretos (como las plantillas para versiones móviles) o equivocándote en la lógica condicional con la que se generan las páginas de forma dinámica en el servidor. Diagnosticar este tipo de problemas puede llegar a ser tedioso por lo que, además de revisar el código de tus páginas, deberías aprovechar las estadísticas de tu servidor para identificar las incongruencias.
NUEVA FORMA DE MEDIR VISITAS EN GOOGLE
Hace unos días, Google ha anunciado una serie de pequeños cambios a la hora de medir las visitas en Google Analytics, sobre en todo en cuanto termina la sesión de un usuario.

Hasta ahora, la sesión de Google Analytics finalizaba cuando:
– Pasaban más de 30 minutos entre dos páginas vistas por un mismo usuario
– Al finalizar el dia.
– Cuando el usuario cerraba el navegador.
Con la nueva forma de finalizar sesión y por tanto de medir visitas, actualmente se finaliza sesión en Google Analytics cuando:
– Pasan más de 30 minutos entre dos páginas vistas por un mismo usuario.
– Al final del día.
– Cuando la información de la campaña de la visita cambia, esto incluye (utm_source, utm_medium, utm_term, utm_content, utm_id, utm_campaign, and gclid), es decir, fuente de tráfico, medio, id, etc…
¿Como afecta esta nueva forma de medir visitas a nuestros datos de Google Analytics?
Esto realmente depende de cada web y de como este configurada cada cuenta de analytics, pero en principio podrías ver un aumento en el numero de visitas, aunque según dice Google será menor al 1% en la mayoría de las cuentas.
Por ejemplo, si un usuario llega desde dos medios o fuentes de tráfico diferentes en menos de 30 minutos, antes nos contaba como una visita, con el sistema actual nos contabilizaría dos visitas.
Por otra parte. esté cambio aumentará bastante la precisión cuando atribuimos campañas sobre todo si lo mezclamos con embudos o otros filtros., además la visita no se perderá cuando se cierre el navegador, que es algo más real que la anterior forma.
Como cada cuenta y cada página web es un mundo, solo tener en cuenta que Google Analytics mide las visitas de una forma diferente…
QUÉ MIDE GOOGLE ANALYTICS SI TENEMOS LAS COOKIES DESHABILITADAS?
Hemos hecho la prueba, deshabilitando las cookies del navegador y analizando con httpfox qué envía Google Analytics y la respuesta es que si las cookies están deshabilitadas, Google Analytics no registra absolutamente nada desde este navegador.
Por lo que, si la afirmación de que el iPhone no acepta cookies por defecto es cierta (creo que a partir de iOS 5), Google Analytics se está perdiendo un gran volumen de visitas desde dispositivos móviles
Para contrastar la información de visitas desde móviles que nos da Google Analytics, os recomiendo utilizar sistemas complementarios como Percent Mobile, del que ya hablé hace un tiempo en el blog.
Por qué pasa esto?
Básicamente porque Google Analytics utiliza las cookies, juntamente con el JavaScript, para hacer las mediciones. Si una de éstas dos tecnologías está deshabilitada, Google Analytics no puede funcionar. Recordemos que para medir la visita, GA utiliza una cookie, la utmb, y sin ésta, no es capaz de detectar si éste usuario ya tenía una sesión iniciada o no.
Cómo lo gestionan las otras herramientas
Cuando digo otras herramientas pienso, sobretodo, en Adobe SiteCatalyst, que lo tiene mejor resuelto. En este caso lo que hacen es, en caso de no poder crear cookies, hacer un seguimiento combinado del User Agent del navegador con la IP, por lo que son capaces de identificar a un navegador durante una visita entera aunque, por supuesto, no serán capaces de saber si éste usuario ya había visitado la página anteriorment
 
QUE ES LA TAZA DE REBOTE
Podría definirse en un primer momento como Porcentaje de visitas de 1 sola página respecto al total de visitas. Pongamos un ejemplo claro: Recibimos 100 visitas en un día y tenemos un 70% de tasa de rebote. Eso indicaría que 70 de las 100 visitas sólo han visto la página a la que han entrado y se han ido.
Por tanto, la tasa de rebote nos puede indicar dos cosas: la calidad del tráfico que nos manda cierta página-red social u otra (en Google Analytics podemos ver la tasa de rebote dependiendo de la fuente de tráfico), y también la capacidad de nuestro blog de enganchar a los usuarios. Lo ideal es que, si por ejemplo recibimos un visitante desde Menéame, consigamos que al menos lea un artículo más, probablemente relacionado con la temática o la razón por la cual ha entrado.
¿Cómo sé si tengo una tasa de rebote dentro de lo normal?
Pues la verdad, depende: no es lo mismo una página a donde la gente accederá sólo para rellenar sus datos en un formulario que un portal o que un blog. Si mal no recuerdo en los blogs no está de más bajar de un 60% en la tasa de rebote, pero eso ya de por sí es complicado; Bloguismo tiene una tasa de rebote entre el 65 y el 70 por ciento.
A medida que lees artículos como Qué se considera un buen “porcentaje de rebote” en una Web? te empiezas a dar cuenta que bajar la tasa de rebote en tu sitio web es una tarea muy complicada y que requiere de una labor casi de artesano para conseguir que el usuario se quede en tu blog.
¿Cómo puedo bajar la tasa de rebote?
Pues como todo en esta vida: probando y probando.
Por ejemplo:
¿De dónde llegan los usuarios? Si los usuarios a un artículo concreto de nuestro blog llegan buscando algo, hay que aportarle el mayor número de información relacionada posible que esté dentro de nuestro blog. Hay algún plugin curioso para WordPress como WP Moremoney que permite mostrar un cierto texto-código a la gente que llegue a través de buscadores a nuestro sitio. Por ahí van los tiros.
¿Qué busca la gente en nuestro blog? Recuerda que el tiempo es oro y en internet más: ofrécele rápidamente al lector lo que quiere o se irá. Haz que vea bien posibles entradas relacionadas y enlaces a otros artículos de tu blog. Escribe de manera que quiera leer otros artículos de tu blog.
Para bajar la tasa de rebote nunca está de más con probar Tests A/B (recuerda que en Bloguismo hice un screencasts de Tests A/B con WordPress), y ver qué contenido-redacción-página web funciona mejor de cara al usuario.
¿Tan importante es la tasa de rebote?
Sí, es importante, pero existen otras métricas que pueden “falsear” la tasa de rebote, por ejemplo: llego a un artículo de un blog, me parece interesante, escribo sobre él enlazándole en mi blog y no visito nada más; en este caso contará para la tasa de rebote pero sin duda hemos obtenido algo de valor mayor.
Hay casos de gente que cuestiona la relación entre tasa de rebote y páginas vistas y por ejemplo considera tasa de rebote a la cantidad de visitas que han estado menos de cierto tiempo en tu sitio web, puedes leer un caso de ello en The Real Bounce Rate in Google Analytics. Como siempre, para gustos colores y tus dudas en los comentarios. Nos leemos.
Fuente: analyticsblog.es, manueldelgado.com, bloguismo.com, trucosgoogleanalytics.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más información

Aceptar